14 enero, 2007

Desde el insomnio

A veces la pantalla en blanco me invita a la catarsis..pero es de esas invitaciones que uno mira con desconfianza…como si en realidad la libertad de expresión no fuera tal.

Entonces, me pregunto si la desconfianza es por la invitación en sí o si desconfío de mi misma, de lo que pueda llegar a surgir sin filtro, sin proceso.

En realidad no se si es desconfianza….o si..pero también en miedo. Miedo de que las ideas desordenadas y dormidas en mi cerebro sean reales y no tan solo ideas vagas.(las mías son así, se quedan por ahí remolonando y cuesta un huevo levantarlas y ponerlas en acción…a veces parece que sufrieran depresión, las voy a mandar a terapia a ellas también.)

Porque hay algo que es un hecho, una vez que salen de alguna parte cerebro, una vez que toman forma en sucesión de letras son algo real, están ahí y son ciertas.

Aunque peor que ser escritura es que sean oralidad (pero ese ya es otro nivel de aceptación de trastornos

2 comentarios:

Caliope dijo...

ah...si...catarsis, sobre todo cuando estas sin ningún censor consciente, yo a veces lo hice y cuando los lees de nuevo (en pleno uso de tus facultades) te llegas a sorprender.
yo me sorprendi de lo mal de la cabeza que pude llegar a estar je.
Animese...

Mme M dijo...

Aia... Mierda que es jodido enfrentarse con una misma... O lo que es peor: con aquello que parece estar más allá d euna, pero en realidad es tan propio que ese mismo germen asusta... Si a Ud la hace feliz, vuelva a terapia. Si la hace feliz, escriba. Y aguante Crimen y Castigo, carajo!

ADÓROLA A BORBOTONES!!!!!!!!