13 agosto, 2007

Del Hartazgo y demases

Atiborrada de hartazgos y situaciones sacadoras de quicio (y fuerzas) llego a mi morada en el día de la fecha, me peleo con mi madre porque (si, estoy altamente irritable) me sale con no se que preocupación porque mi hermano menor no volvió del colegio (al parecer se fue al ciber), dije dos palabras, no le gustaron y la mande al carajo, literalmente, pidiéndole que no me rompiera las pelotas.
Mi madre nunca colabora cuando yo estoy saturada.
El problema es que dps del fallecimiento de mi abuela ingresó en el ambiente familiar la división de bienes, altamente de contenido hipócrita, todos querían algo.
Situación que de manera obvia me volvió un ser despreciable para charlar sobre el tema.
Todo porque dejé de fumar, no hago ejercicio (y el día que iba a empezar terminé en una guardia) y no me termino de decidir sobre la terapia, entonces nervios y tensiones hacen una colisión apocalípticamente atómica sobre mi cuerpo-mente-espíritu y de los restos que quedan de mí emerge un cuadro símil gastroenteritis.
Dieta liquida.
Después sí podes comer, claro, pollo hervido, pescado idem y todo alimento típico de hospital. Desagradable. Alguien puede ser capaz de pensar que esto puede devolverme el buen humor??
Y comienzo a sentirme débil…claro..no como un carajo, como mierda voy a sentirme con fuerzas??! Puta madre.
Entonces es viernes (no, no espere un orden cronológico en sucesión de días, voy de adelante para atrás y para adelante) y siento que todo va a desaparecer (o por lo menos comer pollo hervido-again- no va a ser tan terrible) porque me voy a la casa de Jugus y estar con Jugus suele envolverme de paz. Espero pacientemente un 85 que llega y no para porque va repleto, espero otro 85 al que veo que puedo subir apretadísima pero no importa. Subo (45 minutos dps de estar parada esperandolo), famélica, al borde de caer desmayada ya sin mi merienda de te con leche y dos galletitas, en la parada siguiente se llena, empujones mediante, golpes dignos de un ring de boxeo, murmullos de tapados y camperas que se rozas, llego al fondo.
Al rato viene un Sra a empujones al grito de permiso, permiso y se planta justo detrás mío diciendo: a ver si así aprende, porque me clavo un codazo que casi me mata, es una maleducada, etc, etc, etc..comienza a empujarme, pienso estará hablando de mí? la habré empujado?
Al rato de soportarla en voz alta decir todo tipo de pelotudez, me cansó con sus empujones y giré mi cabeza (no había mucho lugar para más) y le pregunté cortésmente (porque sí soy educada): disculpe, tiene algún problema conmigo?
Y ahí empezó con toda la vorágine de insultos (a los gritos) y 1 golpe eterno que al parecer yo le había propinado con saña, odio, con ganas de matarla.
Todo el colectivo miraba la escena, yo que no sabía que hacer más que pedirle disculpas porque realmente no la cague a trompadas con un codazo adrede, le pedí disculpas, una y otra vez, la señora no parecía registrar lo que yo decía incluso llego a decir que ahora en el pasillo yo la empujaba contra la pobre señora que estaba sentada (si, pobre señora que te viene escuchando desde que subiste!), tal vez un día mas normal la hubiera mandado al carajo pero me sentía tan mal que la mire y al ver que no le importaba lo que yo decía, volví a girar mi cabeza al susurro del “no te lo puedo creer” que salía de mí con esa media sonrisa que suele acompañar esos momentos de incredulidad en bruto.
El colectivo frena de golpe y SI!!!! ella se cae hacia adelante y se golpea! todo vuelve y sonrío.
Y que le voy a sacar la sonrisita de un golpe, que es una mal cojida, que espero que se baje más adelante así me puedo bajar a cagarla a trompadas….y que me sigue empujando… Me corrí de atrás de ella. Punto.
Me sentí tan idiota, pero tan idiota y tan impotente que cuando logre sentarme se me caían las lágrimas. Y eso me hizo sentirme más idiota. Ella es una desquiciada y yo una boluda enferma. Y como soy tan boluda antes de bajarme le toque el hombro y volví a pedirle disculpas porque yo creía que todo era una boludez y me corrió la ara, si señoras y señores la señora se puso a mirar la calle con un interés fascinante. Anda a cagar!
Hoy llego a mi casa (este relato -como verán- es circular) abro MSN y veo un signito extraño en una de las solapas al que nunca le presté atención, presiono sobre él, me dice el horóscopo, clik en Sagitario y leo: Estarás paranoico ya que la angustia de sentirte poco hábil te esta torturando la mente. Debes relajarte Ah bueno pienso y me puse a escribir este post.
La duda es: mi problema es la angustia de sentirme poco hábil (el horóscopo no informa sobre qué) o que a ppios de la semana pasada se me cayó la sal??

3 comentarios:

Leo2377 dijo...

Fuiste muy buena Vale, esa vieja chota no merecía que le pidas perdón.
Últimamente los viejos me tienen podrido, se quejan todo el tiempo y son muy maleducados.
Salvo mi abuela querida, por supuesto.

No te irrites, te vas a poner vieja.

Lady VAG (abunda) dijo...

Gracias Leo!
Me irrito, por es ando horrible del estómago :P
Hoy ya empece a implementar en chupahuevismo :)

me and nina simone dijo...

yo creo q es más bien la gastroenterocolitis que tiene efectos colaterales en la mente de las personas... cómo no le cantaste las cuarenta en todos los idiomas y para todos los públicos!!!!!!!!!!!!!!,

nina