17 mayo, 2007

Abro los ojos.
Graniza sobre mí.
Duele.
Lloro desarticulando agonías.
Oxidada.
Se me estalactita la piel.
Huelo tu contorno...
Escondo tus palabras en mi garganta
mientras me derramo en tu boca.
Me acurruco en tu mirada
me desvivo en tu cuerpo
guardo tus besos entre tules de azucar.
Respiro.
Cierro los ojos y sonrío.

4 comentarios:

Jugus dijo...

Hermoso

Perla dijo...

Muy lindo :)

Daniela dijo...

Hermoso poema!..imágenes que despiertan sensaciones gustativas, olfativas... Si hasta dan ganas de ir a buscar una mirada en la cual acurrucarse...
Un abrazo

Alejandra Dening dijo...

Hermoso poema!
y gracias por la buena onda!


Besos