09 abril, 2007

minúscula

la voz ronca, desteñida,
un cúmulo de lágrimas acechantes
como médanos corrosivos en la mirada.
palabras que arañan el aire
sin comas ni puntos suspensivos,
tajantes sombras incongruentes
aguardando en el umbral de mi grito.
en un rincón de telarañas huecas
que se ahogan en un río de sal,
me siento sobre la voz del silencio
derramándome a través de mi llanto.
tu beso se filtra por mi espina dorsal
cierro los ojos
y caigo en hologramas...

5 comentarios:

Mich dijo...

En alguna oportunidad caí en hologramas. Inevitable para mí abrir los ojos. Soy un cobarde. Lo sé.
Out!

Lady VAG (abunda) dijo...

Mich: A veces el dolor es tan grande que uno o cierra los ojos o respira...

Caos dijo...

me siento sobre la voz del silencio

a contemplar la noche con su manto,
quizás vieja conocida,
hoy puedas, acunarme entre tus manos.

gen71 dijo...

Hermosas palabras.
Besos

Alejandra Dening dijo...

lo puedo imaginar... el suicidio de las lágrimas formando hologramas... una tristeza tan profunda como bella...