08 febrero, 2007

Cosas... ¿que me pasan a mi sola?

Viajando, como todos los días, hacia Pra Junta en la destartalada (pero hermosa, a mi criterio) línea A sentí como un muchacho me miraba insistentemente, pensé que capaz lo conocía de algún lugar…pero mi única neurona no encontraba rastros de él en mi memoria.
Llegando a Miserere, me senté. El muchacho se sentó frente a mí y me sonrió. Situación embarazosa. Opté por hacerme la boluda y me puse a mirar el paisaje que asomaba por las ventanitas.
Cuando llegué, por fin, a destino y me bajé, se me puso al lado y me saludó.
- Hola.
Su tono extraño me hizo dar cuenta que era un extranjero.
Le devolví el saludo y ahí me entere que era estadounidense, él me dijo americano, yo pregunté de dónde. El me miró extrañado como si yo estuviera sumergida en la ignorancia. Estados Unidos aclaró con una sonrisa. Yo agregué que diciéndome americano no me aclaraba nada, que yo también era americana, sudamericana, argentina pero americanos somos todos los del continente. El me dice que yo soy argentina, yo le digo que si, efectivamente soy argentina, pero también americana, el dice que no, que el es americano.
Lo miro, sulfurada. Viéndome entrar en el clásico: si, no, si, no, si no. Decido cortar por lo sano y le digo que debo tomar mi colectivo, me invita una cerveza, la declino, insiste, vuelvo a declinarla ya sin sonrisa. El se va moviendo su cabeza diciendo que una chica argentina le rompió el corazón y bla bla bla.
Entonces yo me quedo pensando….y recuerdo algunos personajes extraños que se me acercaron a hablar con el fin de levantarme…
El extraño caso del café con leche
.
Muchacho se me acerca a hablar en boliche, charlamos toda la noche, nada. En la semana me llama y me invita a merendar al Mc Donald’s. Cuando salimos me da un pico en el auto. No pasa de ahí. La siguiente salida me invita a cenar con el padre. Rehuso. No llama más. Al tiempito me lo encuentro en otro boliche (más fashion) en un desfile apoyado en la barra charlando muy animadamente con otro muchacho….hasta que veo que le hace una caricia en la cara. No salgo de mi asombro. ¿Siempre fue puto?
El gordo sudado del tren.
Sarmiento. Viajé asqueada porque su panza me rozó todo el viaje, me vino hablando desde Once hasta Ramos, me abrió pasó al salir y dps me dijo de ir a tomar un café a la esquina. Rehúso. Se va enojado, diciendo: “son todas iguales”
El muchacho recaudador de
dinero.
Colectivo. Línea 17. Me dice no sé que cosa cuando me da una tarjetita, cuando bajo, baja conmigo, me sigue una cuadra, hablándome y hablándome y me invita a tomar “una birra a San Telmo”.
El venezolano radicado en Buenos Aires que tomaba sol en zunga
.
Jardín Botánico. Yo haciendo tiempo mirando estatuas y él que se me acerca a hablar, le hablo, total en breve me voy, me siento a tomar sol y él que insiste en que yo le muestre la”tirita elástica” de la bombacha al sonde un “daaale, daaaaale” mientras pregunta: “no te molesta que me quede en zunga, no?”
Y el que se lleva todos los premios: el gangoso
!
Sta Teresita. Boliche. El muchacho se acerca a hablar…ay! Entre la música y el quilombo ya es imposible entender bien a alguien…pero un gangoso….inimaginable. Yo que me sentía una inútil por no entenderlo y mis amigas que se rieron todas las vacaciones de eso….Lo más terrible? Volver y darme cuenta que ¡era de Ramos! Porque me lo vuelvo a encontrar en un boliche de acá y vuelve a arremeter!

Eeeehhhh…¿que onda universo conmigo?

12 comentarios:

Fleder dijo...

Eso te pasa por discutirle a un "shanqui" que sos americana... Al final nunca supiste de dónde venía :P

Al menos pinta como el más rescatable de la fauna que viene abajo. :)

Fleder.-

Caliope dijo...

Nooo, yo te super aplaudo por lo del NORTEamericano que cree que su país es el dueño de todo el continente!! de pie!!!
y no te preocupes, el universo en algun momento se la agarra con todas, una vez me perseguía un tipo al que le faltaba un diente (de adelante) y tb se me cagaron de risa por eso...
Las feromonas a veces no hacen bien su trabajo

besos!!

gen71 dijo...

Coincido con vos, adoro el Subte A.
De chiquito me gustaba sentarme en el asiento de al lado de la cabina y mirar todo el viaje el túnel.
Yo creo que lo peor fué lo del "americano"... que pelotudo! Tan dueños del mundo se creen que hasta se adueñan de los gentilicios continentales.
Veamos:
1er personaje extraño:
Siempre fué puto, y en realidad el de la cena no era el padre, sino una antigua pareja 20 años mayor que él, con quien sigue en contacto ya que tienen en común un caniche toy.
2do. personaje extraño:
Tiene razón, con "el" son todas iguales. Todas sienten asco.
3er. personaje extraño:
Que decía la tarjetita?
4to. personaje extraño:
Que surrealista! esto no lo habrás soñado? El jardín botánico no se convertía después en un barco y el venezolano en un perro labrador?
5to. personaje extraño:
Era realmente gangoso? No sería otro extranjero, de orillas del Ganges por ejemplo?
Un beso.

PD: Me encontré por tus recomendados, mil gracias! Poco caballero mi tardío gesto, pero hice lo mismo en mi blog.

Jugus dijo...

A mi una vez me siguieron y me acompañaron durante laaaaargas cuadras. Eran perros de la calle, pobrecitos....

Mme M dijo...

Jajajajajajaajajaja!
La memoria mucho no me ayuda, pero se olvidó del sujeto el Pque Rivadavia que una vez se acercó al son de algo así como "apuesto mis ojos a riesgo de perderlos a que estudian psicología"!
Un idiota!

Pobrecito el gangoso... me dio como cosita...

Mme M dijo...

Fe de erratas: *del Pque Rivadavia.

JuanMa dijo...

Creo que voy a soñar con gordos gangosos venezolanos...

Caos dijo...

Se me ocurrio ponerme de parte del gremio de los "levantadores" -quizás sea uno compulsivo- y me acorde unos versos de Borges, que si me disculpan se los posteo (escribo en los comentarios del blog ...)
Quizas ser mas loco pese a sea el extraño, el "punto", el surrealista, el gordo, el flaco, el sin dientes, el pelao, el ... (la imperfección será "solo" masculina)

Bueno chicas, ya las veo, antes que se enojen va lo de Borges:


Si pudiera vivir nuevamente mi vida. En la próxima
trataría de cometer más errores. No intentaría ser tan
perfecto, me relajaría más. Sería más tonto de lo que
he sido, de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.
Sería menos higiénico.
Correría más riesgos, haría más viajes, contemplaría
más atardeceres, subiría más montañas, nadaría más ríos.
Iría a más lugares adonde nunca he ido, comería más
helados y menos habas, tendría más problemas reales
y menos imaginarios.
Yo fui una de esas personas que vivió sensata y
prolíficamente cada minuto de su vida: claro que
tuve momentos de alegría.
Pero si pudiera volver atrás trataría de tener
solamente buenos momentos.
Por si no lo saben, de eso está hecha la vida
sólo de momentos; no te pierdas el ahora.
Yo era uno de esos que nunca iban a ninguna
parte sin un termómetro, una bolsa de agua
caliente, un paraguas y paracaídas; si pudiera
volver a vivir, viajaría más liviano.
Si pudiera volver a vivir comenzaría a andar
descalzo a principios de la primavera y seguiría
así hasta concluir el otoño.
Daría más vueltas en calesita, contemplaría más
amaneceres y jugaría más con los niños, si tuviera
otra vez la vida por delante.
Pero ya ven, tengo 85 años y sé que me estoy muriendo.

Lady VAG (abunda) dijo...

Fleder: tiene razon! quien em manda a mi!
Cali: Tampoco sería NORTEamericano, en Norteamerica tambien está Canada, mexico... Pero gracias por el aplauso ;)
Gen: jajajajaja, me gustan sus teorias sobre estos especimenes!
Jugus: los perros estaban cieguitos?
Mme: Lo habia olvidado! Igual lo mencione en algun post en su oportunidad :D
JuanMa: Ay, yo que vos me quedo despierto!
Caos: Muy lindo tu aporte! Yo no estoy en desacuerdo con el gremio pero hay cada uno, no deberian estar afiliados todos o deberian tener algun tipo de sancion!

Fleder dijo...

Caos: eso no es de Borges, es un texto apócrifo que le atribuyeron.
No deja de estar lindo por eso, pero el ciego pseudofachote no lo escribió.

Fleder.-

Caos dijo...

Fleder, gracias. Aunque es uno de los tantos textos que son para "criminalizar"

Cos dijo...

Jajajaja, de esos nunca faltan. Yo tengo: el chico que se bajó del tren para pasarme su telefono, después nos vimos en palermo y resultó ser medio idiota; el tartamudo que reboté a los 16 y me apreté a los 20 (seguía siendo tartamudo, pero no tanto), y el chico que vendía cereales en el tren, me invitó a tomar un cagé con él, dije no, me dejó su teléfono (con prefijo...) y provocó que no tomara el sarmiento por un mes.